Una de las mejores tecnologías para entrenar un asistente de inteligencia conversacional reside en las técnicas de Speech y Text Analytics. ¿Quién mejor para entrenar a tu asistente virtual que tus propios clientes? 

 

La experiencia de cliente es fundamental para cualquier negocio. Cada día los clientes escogen y se mueven hacia las marcas que les proporcionan unos entornos de relación más gratos y memorables. Ahora bien, optimizar los canales de interacción con el cliente exige medir y contar con capacidad para hacerlo. Por tanto, si medir se ha convertido en algo fundamental, las marcas que sean capaces de reducir su coste en los procesos de medición estarán en mejores condiciones para competir en esta nueva era donde el más mínimo dato puede resultar determinante.

Sabemos que una de las mayores fuentes de información sobre la experiencia de cliente nos la proporcionan los diferentes puntos donde se produce el contacto y las conversaciones orales o escritas del cliente con la marca. Sin embargo, se trata de una información complicada de tratar y estructurar, pues el 95% está contenida en conversaciones no estructuradas.

 

Leer artículo completo en Marketing Directo >>